Cómo llegar a Barcelona

Ante la pregunta de cómo llegar a Barcelona, debemos decir que se trata de una ciudad muy bien comunicada por lo que tienes varias opciones para elegir.

La forma más sencilla es si viajas desde el extranjero es en avión  El aeropuerto de Barcelona es El  Prat, cuyo código de aviación es BCN. Este aeropuerto recibe numerosos vuelos internacionales procedentes de Estados Unidos y del resto de Europa. Está situado a 13 kilómetros al sudoeste de Barcelona y ofrece numerosas opciones para ir desde el aeropuerto a la ciudad:

  • Coche: El acceso a la autovía desde el aeropuerto se hace por la Autovía de Castelldefels C-246. El tiempo del trayecto es de aproximadamente unos 25 minutos.

  • Taxi: Hay una parada de taxis en cada una de las 3 terminales del aeropuerto. El viaje dura unos 25 minutos por la Autovia de Castelldefels.  

  • Aerobús: El servicio de autobús permite llegar desde el aeropuerto al centro de Barcelona en unos 30 minutos. Puedes encontrar más información sobre horarios y precios en la página web de Aerobús. Es una opción cómoda y rápida para llegar al centro de la ciudad o al aeropuerto.

  • Tren: El aeropuerto está conectado con una estación de tren. El tren llega a la terminal 2. Para acceder a la terminal 1, hay que tomar un autobús lanzadera que tarda unos 10 minutos y es gratuito. La frecuencia de paso del tren es de 30 minutos. Los horarios y precios se pueden consultar en la página web de RENFE.

Otra de las opciones de llegar si ya te encuentras en España puede ser en coche. Desde Barcelona a Madrid es a través de las autovías A-2 y A-7,  y desde Francia se puede tomar la autopista E-15 o la carretera costera.  O autobús, aunque esta opción suele resultar muy lenta e incómoda.

El tren para viajar es mucho más rápido y cómodo. Los trenes llegan a la barcelonesa Estació de França y existe una gran cantidad de trenes que llegan a Barcelona procedentes de varias ciudades europeas, como Paris, Zurich o Milán.

Además tienes la opción de llegar a Barcelona por mar. Varias compañías de Ferry ofrecen viajes desde Mallorca, Menorca, y diferentes ciudades italianas y francesas.

Cómo moverte por Barcelona

Una vez te encuentras en la ciudad la forma más rápida y barata de moverte por Barcelona es a través del transporte público.

El metro de la ciudad cuenta con 5 líneas identificadas con diferentes colores y que funcionan desde las 5 de la madrugada hasta la medianoche de domingo a jueves, hasta las 2 de la madrugada los viernes y toda la noche del sábado al domingo. Si piensas viajar mucho, es recomendable adquirir un bono de transporte. El tren suburbano es también una buena opción. Con 3 líneas en Barcelona y otras 9 que llegan a las ciudades de alrededor.

Algo más lento suele ser el autobús, debido al tráfico de la ciudad, aunque no es una mala opción si se considera que Barcelona cuenta con una amplia red de más de 70 líneas.

La opción más cara a la vez de cómoda seria moverse en taxi. Los taxis de Barcelona se pueden identificar por su color negro y amarillo, y muestran una luz verde cuando están disponibles.

Quizás la forma más alternativa de moverse sería la bicicleta. Barcelona cuenta con un práctico sistema de transporte en bicicleta y hay un sinfín de lugares donde podrás coger y dejar las bicicletas por un módico precio.